Himno

Coro

Alzando el entusiasmo por divisa,

queremos el futuro conquistar

llevando como escudo una sonrisa

y como armas la fe en el ideal…

I

Muchos nobles impulsos en capullo

vibran dentro del joven corazón,

cuando surgen de fondo de un murmullo,

clara y recia, de pronto, la canción.

II

Cantarán nuestras voces jubilosas,

cuando el sol cariñoso se desgrana,

a la abeja que vuela laboriosa

ya las flores que alegran la mañana.

III

Manteniendo encendida la esperanza,

seguiremos cantando en la labor,

mientras canta en lo alto la campana

nuestros pasos guiando con amor.

IV

Y si arroja el fantasma de la guerra

su simiente de odio sobre el mundo

sembraremos la paz en nuestra tierra,

que no hay grano mejor ni más fecundo.

VI

No olvidemos esta aula bondadosa

que nos diera las luces del saber,

cuando abierta las alas temblorosas,

al gran vuelo tengamos que emprender.

Autor: Mario Lillo